• Marca de ropa
  • Coincidencia de ropa
  • Zapatos y bolsos de cuero
  • Spanish
HogarMarca de ropa → Él creó una marca que rescata la tradición oral de Santander
Él creó una marca que rescata la tradición oral de Santander

Él creó una marca que rescata la tradición oral de Santander

Nicolás Gigino Sánchez es emprendedor y creador de la marca "Acento Santandereano" una idea de negocio que resalta la cultura oral de esta región de Colombia.
Foto: Cortesía Nicolás Gigino Sánchez

“La idea con los productos de Acento Santandereano, es que las palabras se materialicen y viajen a diferentes lugares. Que las personas que las lleven en sus camisetas, gorras y demás rindiendo un homenaje a la tradición oral santandereana, heredada por los nonos y nonas (abuelos y abuelas) y como aporte a la cultura santandereana para que las nuevas generaciones tengan presentes las frases típicas de la región”, así describe Nicolás Gigino a la marca que creó luego de querer rescatar sus tradiciones orales para las nuevas generaciones. En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos cuenta qué fue lo que ideó y a qué le está apuntando.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Mi nombre es Nicolás Gigino Sánchez, tengo 36 años de edad y estudié Comunicación Social en la Universidad de Pamplona.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Acento Santandereano surge inicialmente con el fin de rendir un homenaje a la tradición oral santandereana, heredada por los nonos y nonas (abuelos y abuelas) y como aporte a la cultura santandereana para que las nuevas generaciones tengan presentes las frases típicas de la región.

De este trabajo surgió un emprendimiento, en el que se comercializan suvenires con frases típicas de la región.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Trabajaba en la Unipamplona y de mi sueldo sacaba una parte para comprar camisetas. Luego de varios meses, cuando tuve como 90 camisetas, invertí otra parte de mi sueldo para mandar a estamparlas con frases como: “Calle la Jeta” “Mucho ser Pingo” y “Ole Mano”.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La plata surgió con ahorros de mi trabajo y con préstamos pequeños de unas amigas. Luego se creó la necesidad de comprar gorras y mandarlas a estampar, y de a poco se fueron agregando otros objetos.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

La idea con los productos de Acento Santandereano, es que las palabras se materialicen y viajen a diferentes lugares. Que las personas que las lleven en sus camisetas, gorras y demás sean también promotores de las expresiones típicas santandereanas al contar su significado y cómo suena su entonación. En ese sentido, con este proyecto se ha creado una tendencia alrededor de la oralidad de la región, como se evidencia en la publicidad de restaurantes, eventos, locales comerciales etc. Esto hace que se genere un orgullo alrededor de las palabras y el acento.

6. ¿Soy feliz?

Mi Acento Santandereano me ha dado grandes satisfacciones, es el único proyecto que trabaja en este sentido en la región, y aunque como emprendedor es difícil por la falta de recursos por todas las cosas que quisiera hacer, me llena de felicidad, porque es como un bebé que he visto crecer desde que era una simple idea.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Hace un tiempo recibí propuestas de compra, de inyección de dinero, pero vi que la intención era desplazarme y quedarse con el proyecto y decidí frenarme. Para mí Acento Santandereano es un trabajo serio y dedicado, de mucho esfuerzo, y no vi de la contraparte sino el deseo de querer dinero a corto plazo y sabía que eso me iba a producir dolores de cabeza, porque pasaría a ser empleado de la persona que iba a meterle dinero al proyecto.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Ha sido duro este camino de emprendimiento, he tenido muchas pérdidas, problemas con proveedores que me queman o dañan las prendas, productos que llegan dañados o partidos; largas horas de trabajo, de trasnocho, lavadas, acaloradas, cargadas de bultos, largos viajes en moto, en bus, en fin. Emprender sin grandes recursos y aun así persistir hasta lograr lo que uno quiere, es un acto heroico y de resiliencia diría yo.

Puede interesarle este emprendimiento: Alquilan casas de lujo a corto plazo en las mejores zonas de Colombia

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Aún tengo muchos sueños por cumplir, compra de maquinaria para hacer crecer el emprendimiento, nuevos productos y otras cosas que tengo en mis planes. Sin embargo, se ha logrado de a poco, la consolidación y reconocimiento de marca, que es indispensable en todo negocio.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir trabajando, tengo ideas para desarrollar a corto, mediano y largo plazo, ¡hay que meterle más “la ficha”!

Acabo de hacer el lanzamiento de la página web www.miacentosantandereano.com proyecto ganador del plan de estímulos departamentales, de la Gobernación de Santander, cuyos recursos se emplearon para realizar una tienda digital, en la que se muestran los productos que comercializamos, y también se evidencian videos, podcast, palabras, textos, todo alrededor del Acento Santandereano. Los invito a conocerla.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Aunque este es un emprendimiento local, la idea de negocio es escalable, por cuanto se puede hacer Acento Paisa, Acento Costeño, Acento Llanero y también Acento Chilango, Acento Mexicano, Acento Argentino etc. La palabra tiene demasiados usos, infinidad de significados y acentos hay en el mundo como tiendas de ropa.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí recibiría inversión, es un buen momento para crecer, siempre y cuando las condiciones queden claras, bienvenidos los recursos, ojalá de alguien que se identifique con la marca.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Cada situación ha sido un camino lleno de aprendizaje. He hecho el curso de emprendimiento desde cero; he participado en ferias artesanales de pueblo, en los que se bajan las camisetas con garabato; ferias de caché, festivales, ferias de libro; préstamos, pérdidas, meses de no hacer nada, meses de mucha producción; he quebrado, ¡muchas veces! Y con poquito he vuelto a empezar, perdí 30 mil seguidores en redes sociales luego de que me robaran la Fanpage y empecé de nuevo hasta lograr los 35 mil seguidores orgánicos que tengo hoy en día. El amor que le tengo a mi Acento Santandereano es lo que me ha hecho persistir.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

No tengo un referente específico, pero he escuchado de grandes empresarios y empresarias que tienen grandes marcas hechas a punta de corazón y trabajo arduo, y eso me motiva. Al único que sigo es a Cristo, él sustenta todo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

He quebrado muchas veces, he llegado a tener dos o tres camisetas, algunas calcomanías y algunos llaveros, porque tuve que emplear el dinero de reinversión para pagar arriendo, alimentación y bancos. He trabajado en otras cosas, pero siempre vuelvo al proyecto.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No pertenezco a ninguna comunidad de emprendimiento, aunque en alguna ocasión recibí asesoría por parte de la Cámara de Comercio de Bucaramanga y he dado charlas de emprendimiento en organizaciones a las que me han invitado. Me han abierto sus puertas, asociaciones de artesanos y artesanas expositores en ferias de San Gil y Barichara.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sin duda alguna Acento Santandereano es un trabajo que deja huella, pues no solo se venden productos, sino que se exalta la tradición oral del departamento para que las nuevas generaciones conozcan ese patrimonio inmaterial y se apropien de él.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Como Dios lo permita, mi sueño es tener maquinaria para realizar algunos productos en los que yo tenga el control de producción. También expandir este proyecto a otros departamentos, es algo que he pensado desde que inicié.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Ha sido fundamental, en muchas ocasiones he caído, pero la motivación de parte de mi esposa, amigos y familiares ha sido determinante. Muchos seguidores del proyecto me motivan a sacar nuevos productos y sus compras son fundamentales para continuar con la producción.

No deje de leer: Él creó un marketplace de experiencias náuticas y alquiler de embarcaciones

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que ayudaría, hay muchas cosas que un nuevo emprendedor se ahorraría si alguien con experiencia pudiera ayudarle. Por ejemplo, el tiempo que uno emplea al buscar buenos proveedores, hace parte de este camino: visitar, conocer, ver, probar, perder, ¡es magnífico! pero si alguien con experiencia logra asesorar y le ayuda a un nuevo emprendedor a trazar un camino, ese tiempo que se invierte en caídas y decepciones, se puede emplear en la ejecución rápida del emprendimiento.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

No tengo un equipo establecido como tal, tengo muy buenos amigos, con muy buenos talentos, que me han ayudado y motivado en este camino.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Hay un sello, sin duda alguna, en muchas ocasiones me presentan como: “él es Nicolás Gigino, el de Acento Santandereano” y eso me gusta porque hay un sello que me identifica como el hacedor de este trabajo, que busca dejar impronta en la cultura santandereana y en la memoria colectiva de sus habitantes. Eso me diferencia del resto de emprendimientos y proyectos que se hacen en la región.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido a ser persistente, a ser resiliente, a ser honesto, a tener pasión, a luchar por lo que uno quiere. He tenido varios emprendimientos, y aunque en todos trabajé con mucho amor, ninguno me ha dado tantas satisfacciones, tantos llantos, alegrías, amigos y ganas de seguir adelante, como lo ha hecho Mi Acento Santandereano.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).